DECO

Teoría del color en decoración

Teoría del color en decoración

La teoría del color en decoración es uno de los elementos más importantes, ya que influyen directamente en nuestro estado de ánimo.

A continuación te presentamos un resumen de los principales colores y sus beneficios en la decoración de interiores.

Blanco:

Es el más versátil de todos, combinable con cualquier otro color.
Genera sensación de amplitud en los espacios, por lo cual es recomendable para ampliar visualmente los ambientes pequeños.
El blanco es sinónimo de pureza, limpieza y paz, y además, realza la luz aportando mayor claridad. Sin embargo, es importante combinarlo con otros colores para evitar la sensación de vacío. Armoniza perfectamente con otros tonos neutros, como el gris, el negro y los tonos tierra. También podés utilizarlo en combinación con tonos verdes para dar un toque de frescura al ambiente.

Azul:

Si estás buscando un color relajante que ayude a poner un poco de serenidad al hogar, el azul es la mejor opción. Transmite sensación de frescura y tranquilidad, por lo que resulta ser el color ideal para utilizar en espacios de descanso.
El azul es un color versátil y lleno de posibilidades. Es perfecto en combinación con blanco, tonos neutros (gris, por ejemplo) y tonos tierra, pero también puede utilizarse para crear combinaciones más llamativas con colores más intensos como el amarillo o el dorado.

Amarillo:

Es un color alegre que estimula la creatividad y el optimismo. Además, es un tono acogedor que aporta calidez al hogar.
Al igual que el blanco, el amarillo es un gran aliado para llenar de luminosidad cualquier ambiente, por lo cual es otro color que puede ser utilizado para ampliar visualmente espacios pequeños. Es importante tener presente que este efecto será mas evidente si se complementa con el color blanco y se acompaña con una distribución adecuada de las fuentes de luz. El amarillo es un color que llena de dinamismo cualquier espacio, por lo que también transmite sensación de vitalidad y alegría.

Verde:

Es ideal para transmitir naturalidad y generar un efecto relajante en cualquier espacio. El color verde aporta sensación de equilibrio y calma, por lo que nos ayuda a lograr un hogar más confortable. Muchas veces es utilizado como tono neutro, ya que combina perfectamente con una gran variedad de colores.
Por otra parte, las plantas representan la presencia natural de este color en el ambiente y ayudan a aportar un toque fresco y relajado.

Gris:

Para algunos, puede resultar demasiado frío y aburrido. Sin embargo, es un color tendencia que aporta equilibrio y sofisticación a los espacios.
El gris combina con todo y gracias a la amplia gama de matices que posee, puede utilizarse casi en cualquier ambiente del hogar. En combinación con el blanco, es un acierto seguro. Estos colores en conjunto aportan tranquilidad y paz, por lo que son recomendables para crear zonas de relax muy estéticas y elegantes.

Teoría del color en decoración

Ahora que conocés los beneficios y aportes de cada color a los ambientes… ¿cuál elegirías para la decoración de tu hogar?

 

 

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.